logo-daniel-gontan-300x100

¿es M.2 más rápido que un SSD?

La respuesta es no. 

Mi Experiencia con SSD M.2 NVMe vs. SSD SATA M.2: Un Salto en Tecnología y Velocidad

Como entusiasta de la tecnología y un ávido usuario de computadoras, siempre estoy en busca de formas de mejorar el rendimiento de mi equipo. Una de las actualizaciones más emocionantes que he realizado recientemente fue cambiar de un SSD SATA M.2 a un SSD M.2 NVMe. Esta actualización me ha brindado una nueva perspectiva sobre cómo la tecnología puede hacer una diferencia significativa en el rendimiento de una computadora. En este artículo, compartiré mis experiencias y compararé estas dos tecnologías de almacenamiento en términos de velocidad y tecnología.

El SSD SATA M.2: Fiable y Eficiente

Antes de dar el salto al mundo de NVMe, estaba utilizando un SSD SATA M.2, que en ese momento ya me parecía bastante rápido en comparación con los discos duros convencionales. El SSD SATA M.2 es una excelente opción para aquellos que desean un rendimiento más rápido que los discos duros tradicionales sin gastar una fortuna. Con velocidades de lectura y escritura que pueden superar fácilmente los 500 MB/s, la diferencia respecto a un disco duro tradicional es innegable. Además, su factor de forma M.2 lo hace extremadamente conveniente y ahorra espacio.

El SSD M.2 NVMe: Un Salto Cuántico en Rendimiento

Sin embargo, mi experiencia dio un giro sorprendente cuando actualicé a un SSD M.2 NVMe. Esta tecnología ha llevado el rendimiento del almacenamiento a un nivel completamente nuevo. Los discos NVMe están diseñados para aprovechar al máximo la interfaz PCIe, ofreciendo velocidades de lectura y escritura que a menudo superan los 3,000 MB/s, o incluso más. Esto significa que las tareas que solían llevar minutos ahora se completan en cuestión de segundos. La diferencia de velocidad es asombrosa, y cualquier usuario que haga tareas intensivas en disco, como edición de video o juegos, notará una mejora significativa en el rendimiento.

Tecnología Subyacente: La Diferencia Esencial

La clave de esta notable diferencia en rendimiento entre SSD SATA M.2 y SSD M.2 NVMe radica en la tecnología subyacente. Los SSD SATA M.2 utilizan la interfaz SATA III, que ha sido el estándar durante años. Por otro lado, los SSD M.2 NVMe utilizan la interfaz PCIe (Peripheral Component Interconnect Express), que es más rápida y eficiente. NVMe también aprovecha la capacidad de paralelismo, lo que significa que puede realizar múltiples operaciones simultáneamente, lo que aumenta aún más su velocidad.

Veredicto Final

Mi experiencia personal con estos dos tipos de discos de almacenamiento ha sido reveladora. Si bien el SSD SATA M.2 sigue siendo una excelente opción para la mayoría de las tareas cotidianas, el SSD M.2 NVMe representa un salto en velocidad y rendimiento que no debe pasarse por alto. La elección entre estos dos tipos de discos dependerá de tus necesidades y presupuesto.

En última instancia, si puedes permitírtelo y buscas un rendimiento excepcional en tu computadora, el SSD M.2 NVMe es la elección indiscutible. La diferencia de velocidad es palpable, y experimentarás una informática más fluida y rápida en todas tus actividades. Sin embargo, si estás restringido por el presupuesto, un SSD SATA M.2 aún ofrece un rendimiento sólido y es un gran paso adelante en comparación con los discos duros tradicionales.

En mi caso, la actualización al SSD M.2 NVMe ha sido una inversión que ha mejorado significativamente mi experiencia informática y me ha permitido ahorrar tiempo en tareas cotidianas. La tecnología sigue avanzando, y estas actualizaciones son un recordatorio de que incluso pequeños cambios en el hardware pueden tener un impacto importante en el rendimiento de tu computadora.

ENTONCES, ¿QUÉ DISCO ME COMPRO?

Discos Duros Internos:

  1. Western Digital (WD) Blue: Los discos duros WD Blue ofrecen una buena relación calidad-precio y son conocidos por su confiabilidad. A menudo, se utilizan para almacenamiento de datos.

  2. Seagate Barracuda: Los discos duros Seagate Barracuda también son una opción popular para el almacenamiento de datos, con diversas capacidades disponibles.

Discos de Estado Sólido (SSD) Internos:

  1. Samsung 970 EVO: En 2021, el Samsung 970 EVO era uno de los SSD NVMe más populares debido a su velocidad y rendimiento.

  2. Crucial MX500: Los SSD Crucial MX500 ofrecen un buen equilibrio entre rendimiento y precio.

  3. Kingston A2000: Este SSD NVMe es conocido por su asequibilidad y un buen rendimiento general.

  4. SanDisk SSD Plus: SanDisk es una marca de confianza, y el modelo SSD Plus ofrece una actualización de almacenamiento asequible.

Unidades Externas:

  1. Samsung T5 Portable SSD: Una unidad SSD portátil que es rápida y compacta, ideal para transferir archivos grandes.

  2. WD Elements Portable Hard Drive: Si necesitas una solución de almacenamiento externa de mayor capacidad y estás dispuesto a sacrificar algo de velocidad, los discos duros portátiles WD Elements son una buena opción.

Recuerda que la elección del modelo dependerá de tus necesidades específicas en términos de capacidad, velocidad y presupuesto. Antes de comprar, asegúrate de verificar las especificaciones técnicas, la capacidad y la compatibilidad con tu hardware y sistema operativo. Además, considera las reseñas de los usuarios y busca ofertas y descuentos para obtener la mejor relación calidad-precio.

¿Hablamos?
1
¿Hablamos?
DANIEL GONTÁN REPARACIÓN DE PLACAS APPLE SSD M.2 NVMe vs. SSD SATA M.2 Comparativa https://danielgontan.es/ssd-m-2-nvme-vs-ssd-sata-m-2 https://danielgontan.es/ssd-m-2-nvme-vs-ssd-sata-m-2/